Kong: isla Calavera. Dos palabras: efectos especiales.

Pertenece al género de cine de aventuras, pero no está a la altura de las anteriores películas de King Kong ni de Jurassic Park o el Planeta de los Simios.

Vais a tener efectos especiales a rabiar, y un increíble Kong que no tarda en aparecer. Pero los personajes son totalmente insulsos y la trama demasiado simple.

Es entretenida y de aventuras, con muchos efectos especiales. Pero no llegaréis a conectar con ningún personaje ni con el propio Kong. No conmueve en absoluto.

Está ambientada en el año 1973. Se reúne un equipo para cartografiar una isla envuelta en el misterio y que jamás había sido descubierta. Acompañados por personal del ejército, entre los que destaca el actor Samuel L.Jackson, llegan a la isla, tras una nube enorme de turbulencias. Y nada más llegar, comienza a bombardear la isla y como consecuencia aparece una bestia que todos conocemos como Kong, el rey de la isla.

Todo pasa muy rápido. Los personajes enseguida llegan a la isla y rápidamente aparece King Kong. No se hace de rogar.

El guión se queda bastante flojo: llegan a la isla y tienen que llegar al otro extremo para volver a casa. Fin.

Y es que la película comienza fuerte: reclutan al equipo, llegan a la isla, aparece Kong, aparecen más criaturas… Pero a partir de ahí creo que cae en picado, salvándose únicamente la escena final. No te mantiene en vilo, ni te engancha, únicamente estás esperando a que aparezca de nuevo Kong o alguna otra criatura.

Y en cuanto a los actores, tienen un reparto muy bueno: Samuel L. Jackson, Tom Hiddleston, Brie Larson (ganadora del oscar a mejor actriz en 2016 por La Habitación, si quieres saber mi opinión sobre esa película haz clic en el siguiente enlace: encuéntralo aquí) y John Goodman.

Pero es que los personajes que interpretan son muy malos. No tienen ninguna historia, ningún fondo, ninguna explicación y ninguna expresión. Son insulsos. Además, hay muchos personajes y, a mi parecer, varios son prescindibles.

Tienen cuatro frases cada uno y no hay ninguna relación entre ellos.

En fin, que ni conectas con ninguno de los personajes ni te importa si desaparecen o no. 

Lo único increíble de esta película es ver a Kong. Está creado con el mayor realismo posible y sus expresiones están muy conseguidas. Todo el pelo, sus manos, sus ojos… es una pasada el trabajo que debe llevar detrás.

Es la versión de King Kong más humana que he visto. Sus movimientos me recordaban muchos los de un humano y la pelea que mantiene con su enemigo al final también recuerda a la que podría tener una persona. La verdad es que eso no me ha gustado mucho, hubiera preferido que Kong fuera más animal porque eso le hubiera otorgado más credibilidad.

Igual que Kong (¡SPOILER!), hay que destacar el resto de criaturas que aparecen en la película. Están muy bien hechos. Y la civilización que vive en la isla está increíblemente bien maquillada y resulta intrigante… te quedas con ganas de saber mucho más de ellos. Esto es lo que más me ha gustado de la película.

Me hubiera gustado que se enseñara más la isla Calavera: sus parajes, sus criaturas y su civilización. Te quedas con ganas de saber más. Menos personajes, y más isla.

Por tanto, como os he dicho, está entretenida para una tarde de domingo que no sabes qué hacer, pero no te va a conmover ni vas a conectar con los personajes. Eso sí, vas a ver muchos efectos especiales y al Kong más realista de la historia.

¿Vosotros la habéis visto? ¿Qué os ha parecido?

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Sitio web ofrecido por WordPress.com.

Subir ↑

A %d blogueros les gusta esto: