Desayuno con diamantes (1961)

¡Menudo clásico!

Si no la has visto, tienes que verla porque realmente merece la pena. 

A pesar de ser una película ya antigua, del año 1961, está muy bien conseguida y no pasa de moda por tres cosas: 

1- Audrey Hepburn está magnífica. La película es para ella y creo que hace un trabajo estupendo.

2- Nueva York en los años `60. Ver el ambiente, sus calles, sus tiendas, sus casas…

3- La historia de amor. ¡El amor no pasa de moda!

La película se rueda en diferentes ambientes de Nueva York, y tiene dos claros protagonistas: Holly (Audrey Hepburn) y Paul (George Peppard). Ella es una mujer que quiere ser independiente y que es moderna para la época. Él es un tímido escritor mantenido por una mujer rica. Son vecinos y se van enamorando.

A mí no se me hizo pesada ni larga. El guión es entretenido.

Los diálogos son bastante rápidos y ligeros y eso me gustó mucho.


Aunque es un clásico, tiene elementos que no pasan de moda; y que, seguro,  no te van a aburrir


 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Sitio web ofrecido por WordPress.com.

Subir ↑

A %d blogueros les gusta esto: