Del revés (Inside Out). Para mayores y pequeños.

Fuente imagen: http://www.filmaffinity.com

¡Me ha encantado! 😀

Esta película ganó el Oscar a la mejor película de animación en 2016 y pienso que es merecidísimo.

Os soy sincera, yo no entiendo de ilustración (aunque me encanta) ni de producción de películas animadas, por lo que en cuanto a la ejecución de la película no os puedo decir técnicamente nada.

Lo que sí os puedo decir es mi opinión como mera espectadora, y es ésta: está MUY BIEN hecha. 

A pesar de ser una película de animación, no está pensada para un público muy pequeño. Un niño de 5 años dudo que pueda entender la película, pero sí que se entretendrá con los dibujos, personajes, coloridos y la historia; a pesar de que no pueda comprenderla profundamente.

Por eso os digo en el título que es una película tanto para mayores como para pequeños. Y es más, os añadiré, que está más pensada para un público más mayor; aquel que pueda entender el sentido de la película.

Esta película nos habla de las emociones, de la personalidad, del subconsciente. De aquel mundo subjetivo que no existe materialmente en ningún sitio pero que guía nuestras actuaciones a diario.

Disney Pixar da forma, espacio y vida a este mundo intangible en la película. Y el resultado es más que satisfactorio. Os cuento un poco de qué va para que lo entendáis.

Un buen día, un matrimonio tiene una niña llamada Riley. En el mismo momento en que la cogen en sus brazos, nos adentramos en la mente de la pequeña y aparece el primer personaje: Alegría. Quien se pone inmediatamente al mando del control de las emociones de la pequeña, apretando un botón y desencadenando una clara sonrisa en el bebé.

Pero las emociones de la pequeña Riley no pueden ser sólo una. Aparece Tristeza, haciéndola llorar; Ira, haciéndola enfadar; Miedo, quien le ayuda a prever los riesgos y asustarse; y Asco, quien le hace desconfiar y odiar el brócoli.

Son ellos los encargados de cuidar de la pequeña a medida que va creciendo. Deben gestionar los recuerdos (pequeñas bolas de luz según las emociones que primen en ellos) y clasificarlos según sean a largo o a corto plazo, las islas de la personalidad: Familia, Diversión, Hockey, Amistad…

Pero la vida de Riley de repente cambia: se deben mudar a San Francisco. Nueva casa, nuevo colegio, nuevo equipo de hockey, nuevos amigos… Demasiados cambios con los que no se siente a gusto.

Esto hace que Tristeza comience a tomar el control de la situación y Alegría intenta controlar que ella no toque los recuerdos para convertirlos para siempre en algo triste. Es entonces cuando es absorbida por el tubo que envía los recuerdos al largo plazo y desaparece de la central. Acompañada por tristeza, Alegría deberá intentar encontrar la manera de regresar a la central. Para ello, pasará por diversas partes de la mente de Riley: los recuerdos a largo plazo, que son eliminados cuando ya no son de ayuda; las islas de la personalidad, que van cayendo conforme Riley tiene conflictos; lo abstracto, formas y colores; y el subconsciente.

A mí me ha parecido increíble cómo han dado forma a conceptos tan abstractos como esos.

El subconsciente me ha parecido muy interesante, una especie de abismo negro del que no se puede salir y donde se esconde algún miedo, algún recuerdo olvidado…

El abstracto también me ha parecido muy divertido, los personajes de repente son formas y luego finalmente sólo colores, simplificados al máximo.

Todo ocupa un espacio y, sin embargo, algo escapa a esa regla general, nada pesa y nada ocupa: es nuestra mente. Tan complicada, tan completa, tan compleja.

¿Te imaginas por un momento cómo sería tu mente según lo recreado en la película? ¿Triunfaría la alegría sobre el resto de sentimientos? ¿O te dejas llevar más por el miedo, la ira, la tristeza o el asco? En mi caso, sí que os voy a decir que añadiría un personaje clave: Orgullo.

Creo que es una película que te hace pensar y que, como digo, da forma a muchas cosas que no la tienen y que es muy interesante imaginarlas de esa manera.

Además, tiene muchos, y muy buenos, golpes de humor.

La mente de los padres es súper divertida: la madre intentando que su marido le escuche y en su mente únicamente aparece un partido de fútbol. Muy bueno.

Y la mente del chico que conoce al final de la película en un partido de hockey. Riley le devuelve la botella de agua que se le ha caído y se queda en blanco. Al adentrarnos en su mente vemos que está toda negra y con luces rojas, gritando señales de alarma “atención, chica, chica, chica“.

Si eres un adulto y quieres ver esta película, te aconsejo que la veas con imaginación. La imaginación te hace olvidar, te hace trabajar mentalmente y te acerca al niño o niña que llevas dentro.

Creo que todos tenemos un niño en nuestro interior. Os animo a que conectéis con él viendo esta película. 

Espero que os guste 😉

Anuncios

4 comentarios sobre “Del revés (Inside Out). Para mayores y pequeños.

Agrega el tuyo

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Blog de WordPress.com.

Subir ↑

A %d blogueros les gusta esto: