Hasta el último hombre. Una lección de humanidad y sacrificio.

Os recomiendo mucho esta película si os gustan las películas con mensaje. A mí me encantó.

Ha sido galardonada con 2 oscars: mejor montaje y mejor mezcla de sonido (si quieres saber más sobre los premiados en los OSCAR 2017 lee mi post: encuéntralo aquí).

Sinceramente, pensaba que iba a ver la típica película bélica y me sorprendió mucho la historia que cuenta: un drama con algunos golpes de humor, una historia de amor y un gran trasfondo y mensaje que te dará que pensar. 

La película está basada en hechos reales y cuenta la historia de un chico, Desmond (interpretado por Andrew Garfield), que quiere servir a su país (EEUU) en la Segunda Guerra Mundial pero sin utilizar las armas. A él siempre le interesó la medicina y quiere salvar vidas, no destruirlas.

Un objetor de conciencia que es recibido en el ejército con burlas, críticas y violencia. Desmond, como objetor de conciencia tiene derecho a alistarse en el ejército pero debe superar todas las pruebas como los demás, y entre ellas, se encuentra la prueba de tiro con arma. Él no sucumbirá a la tentación de hacerla y quitarse problemas, sino que luchará hasta el final para poder alistarse sin necesidad de tocar un arma.

Desmond se apoya en su fe constantemente, leyendo la Biblia que su novia le regala para que la recuerde y encuentre consuelo en ella en los momentos difíciles. Es admirable la fuerza de Desmond, sus fuertes creencias, nunca se da por vencido, insiste e insiste que quiere servir a su país salvando vidas hasta que lo consigue. Y todo ello, basándose en el mandamiento de la fe cristiana: “amaos los unos a los otros, como yo os he amado“.

Se plantea en la primera mitad de la película la lucha constante entre dos opiniones muy distintas: que la guerra se gana matando, por parte de los militares; y que en la guerra también hacen falta médicos que salven las vidas de los soldados, por parte de Desmond. Es un pulso que (¡atención SPOILER!) lo gana Desmond, pero habiendo tenido que sufrir auténticos abusos, agresiones y burlas por todos sus compañeros, hasta que el tribunal militar decide a mitad de la película tolerar sus creencias y permitir servir al ejército americano.

¿Qué harías tú? No dejaba de preguntarme, ¿Y si hubiera una guerra de tal envergadura? ¿Qué haría yo? Porque lo lógico es pensar, bueno si eres objetor de conciencia pues no te alistes al ejército; además es la opción cómoda, me quedo en casa mientras luchan otros por mi futuro. Sin embargo, Desmond elige la opción más difícil de todas: ser objetor de conciencia pero servir al país de otra forma.

Una vez Desmond consigue poder entrar en el ejército como médico de combate, da una lección de humanidad y sacrificio increíble.

No se me hizo pesada en ningún momento; pero, desde luego, hay una escena que ME CONMOVIÓ muchísimo y que da nombre a la película. (¡SPOILER!) En Hacksaw, la brigada  da orden de retirarse del combate y Desmond mira a su alrededor desolado y pregunta: ¿Qué quieres de mí? No lo entiendo…No te oigo… Y de repente escucha de sus compatriotas: “Un médico, ¡¡¡ayuda!!” Y acepta el destino que él creía Dios tenía preparado para él. Me pareció una escena muy intensa…

A partir de aquí, (¡SPOILER!) Desmond  salva uno por uno a todos los que puede y que, de no ser por su sacrificio, hubieran muerto dándolos por perdidos, sin estarlo. Llega incluso

a salvar a algún soldado japonés…. Desmond no deja de repetirse: “Por favor, Señor, ayúdame a salvar a uno más“. Antepone las vidas de los demás a la suya, dando una lección de humanidad a todos los que le menospreciaban.

En definitiva, me pareció una lección de humanidad maravillosa. A Desmond la fuerza se la dio su fe, pero nadie le ayudó. Consiguió eso él sólo sin la ayuda de nadie.

No dejo de sorprenderme de lo poderosa que es la mente. Lo más increíble de todo es que Desmond existió realmente e hizo eso mismo… Me alegro que se haya hecho una película sobre Desmond Dass.

La interpretación de Andrew Garfield es excelente. Este actor ya me gustó en una de las películas de Spiderman que protagonizó y la verdad es que hace un muy buen trabajo en este film.

¿A vosotros qué os ha parecido?

Anuncios

Un comentario sobre “Hasta el último hombre. Una lección de humanidad y sacrificio.

Agrega el tuyo

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Sitio web ofrecido por WordPress.com.

Subir ↑

A %d blogueros les gusta esto: