Figuras ocultas. La reivindicación de la mujer negra en la NASA.

ficha-figuras-ocultas

Me gustó mucho esta película: reivindicativa, sensible y motivadora. Salí del cine pensando que podía cambiar el mundo.

Está basado en una historia real y eso hace que todo cobre más interés. Incluso al final de la película se muestran las fotos de las protagonistas en la vida real.

Muestra una realidad que se nos había ocultado completamente, y es que en la primera misión espacial de la NASA, en plena guerra espacial con URSS, participaron muchas mujeres afroamericanas en la elaboración de los cálculos que finalmente llevaron al hombre americano a la luna.

Se adentran en las vidas de tres mujeres, destacando una de ellas por su grandísimo talento con las matemáticas: Katherine Johnson, interpretada por Taraji P Henson, gran desconocida en la gran pantalla y que creo que mediante esta película ha dado el salto. Yo la conocía por su papel de Cookie Lyon en la serie Empire, y la verdad es que me ha sorprendido gratamente en este papel completamente diferente.

Las tres protagonistas resultan ser trabajadoras de la NASA, concretamente son las que llaman calculadoras, antes de que existiesen los ordenadores, y trabajan en un departamento de calculadoras especial y totalmente separado del resto por su color de piel. Increíble qué cruel puede llegar a ser el ser humano… Baños separados, cafeteras separadas, comedores separados… Y sin embargo, ahí estaban, en la NASA, haciendo cálculos importantes para una misión espacial. Y sin el mismo reconocimiento que tenían los hombres y mujeres blancos con el mismo cometido.

Katherine despunta como la mejor en su departamento y le ascienden para realizar unos cálculos más complejos y directamente relacionados con el cohete que lanzaría la NASA en nombre de EEUU. Trabaja con tesón, ante las miradas suspicaces de sus compañeros y las dificultades añadidas por ser negra: ir al cuarto de baño a un kilómetro de distancia y beber de una cafetera especial para “negros”. Denigrante…

(Atención ¡SPOILER!) Demuestra con creces su valía, siempre con un jefe que dio la cara por ella y por su talento, hasta el punto de que el astronauta demora su salida hasta que ella misma recalcule todo.

Se retrata la situación de la comunidad afroamericana de esa época (principios de los años 60)  a la perfección, incluso menos duro de lo que sería por el gran talento de la protagonista, que de no haber sido así la historia hubiera sido bastante diferente…

A lo que voy es a la actitud de Katherine, a su tesón y total dedicación al trabajo. Aparte de su gran capacidad intelectual está clara su capacidad de trabajo día tras día y a veces incluso esperando a que simplemente tiraran su trabajo directamente a la basura…

Si Katherine no hubiera seguido trabajando y creyendo en su trabajo constantemente, no habría película. Si tú no luchas por tí, nadie lo hará. Si tú no defiendes tu trabajo y tus creencias, nadie lo hará por tí. A trabajar con humildad, sí, pero no con infravaloración.

Katherine fue una persona más, como tú, lector, y como yo, y que gracias a su talento y trabajo cambió una parte de la historia, o mejor dicho, contribuyó a una parte de ella. Y no es hasta el año 2017 cuando se le da reconocimiento a ello…

Buenas actrices. Buen guión. Buena puesta en escena. Te engancha y te sintoniza con Katherine y sus compañeras desde el primer momento. 

En definitiva, ¡otra película que os recomiendo mucho!

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Blog de WordPress.com.

Subir ↑

A %d blogueros les gusta esto: